CARRERA DE LICENCIATURA EN NUTRICIÓN

 

PSICOLOGÍA DE LA NUTRICIÓN

El ser humano, cuando nace, se encuentra en un estado de desvalimiento absoluto. A partir de este desvalimiento inicial, se le impone una condición de extrema dependencia de la madre o del agente de cuidado materno, cuando esta no está disponible. Esta condición típica de todos los mamíferos adquiere un rasgo peculiar en los humanos, ya que poseemos una capacidad, extremadamente sensible y compleja que posibilita el desarrollo de la representabilidad y del lenguaje. A esta cualidad se la denomina mente o "lo psíquico".

La constitución del psiquismo y la alimentación son procesos de naturaleza introyectiva que se encuentran intrínsecamente apuntalados entre sí. Es por ello que esta materia llamada "Psicología de la Nutrición" se ocupa del estudio de estos fenómenos tanto en sus condiciones normales como en aquellas que se presentan en la patología.

La incorporación de alimentos se acompaña de un sostén emocional imprescindible para el desarrollo saludable del niño y del adolescente.

Son indispensables los estímulos de naturaleza positiva que las figuras parentales provean al individuo durante sus primeros años de vida.

La calidad de dichos vínculos, además de todos los componentes nutricios constituyentes de la alimentación, junto con los aspectos emocionales esenciales que hacen al contacto, a la comunicación, al acercamiento son determinantes de su organización psíquica, de la estructuración de su personalidad y desarrollo saludable.

Algunas patologías de la contemporaneidad se enlazan con estos conceptos, tal como los trastornos de la conducta alimentaria: Anorexia y Bulimia son la expresión de la necesidad del intercambio entre disciplinas tales como la Nutrición y la Salud Mental.