INTRODUCCIÓN

La alimentación es un patrón de conducta que se origina tan tempranamente como la vida misma y se encuentra profundamente determinada por las modalidades y cualidades de las relaciones intersubjetivas en la constitución del sujeto. El ser humano, cuando nace, se encuentra en un estado de desvalimiento absoluto. A partir de este desvalimiento inicial, se le impone una condición de extrema dependencia  de la madre o del agente de cuidado materno, cuando esta no está disponible. Esta condición típica de todos los mamíferos adquiere un rasgo peculiar en los humanos, ya que poseemos una capacidad, extremadamente sensible y compleja que posibilita el desarrollo de la representabilidad y del lenguaje. A esta cualidad se la denomina mente o “lo psíquico”.
La constitución del psiquismo y la alimentación son procesos de naturaleza introyectiva que se encuentran intrínsecamente apuntalados entre sí. Es por ello que esta materia llamada “Psicología de la Nutrición” se ocupa del estudio de estos fenómenos tanto en sus condiciones normales como en aquellas que se presentan en la patología.
La incorporación de alimentos se acompaña de un sostén emocional imprescindible para el desarrollo saludable del niño y del adolescente. Son indispensables los estímulos de naturaleza positiva que las figuras parentales provean al individuo durante sus primeros años de vida. Continúa a lo largo de toda la vida atravesando distintas etapas del desarrollo humano.
Por ello esta asignatura se ocupa de desarrollar y profundizar en los conocimientos de la vida psíquica y su relación con la alimentación, la importancia de los afectos y sus relaciones con el alimentarse, los cambios que acontecen durante el desarrollo de la personalidad.
La calidad de dichos vínculos, además de todos los componentes nutricios constituyentes de la alimentación, junto con los aspectos emocionales esenciales que hacen al contacto, a la comunicación, al acercamiento son determinantes de su organización psíquica, de la estructuración de su personalidad y de un desarrollo saludable.
Además de profundizar acerca de los conocimientos sobre Psicología evolutiva  y Psicoanálisis en el desarrollo del individuo esta materia se ocupa de temas clínicos como son la relación entre el profesional la /el Licenciado en nutrición y los consultantes a través de sus padecimientos.
Algunas patologías de la contemporaneidad se enlazan con estos conceptos, tal como los trastornos de la conducta alimentaria: anorexia mental, bulimia nerviosa y los trastornos inespecíficos de la alimentación; también la obesidad, las enfermedades psicosomáticas, los trastornos afectivos entre otros.
Estos trastornos son la expresión de la necesidad del intercambio entre disciplinas tales como la Nutrición y la Salud Mental.
El campo de aplicación de esta materia es de naturaleza interdisciplinaria. Por ello, se enfatiza acerca de las diferentes interrelaciones que existen entre las distintas disciplinas que se ocupan de alimentarse, la salud mental y sus perturbaciones.

 

OBJETIVO GENERAL:

Capacitar al Licenciado/a en Nutrición acerca de los conocimientos sobre el desarrollo psíquico del ser humano, desde su nacimiento y durante las distintas etapas evolutivas de la vida y su relación con el proceso de  alimentarse.
Entonces, con los conocimientos aportados por la Psicología Evolutiva y el Psicoanálisis en el desarrollo psíquico humano, capacitarlo a su vez, en temáticas clínicas relacionadas con las patologías alimentarias, el rol del profesional en las entrevistas clínicas y el tratamiento  dentro del marco de un enfoque interdisciplinario.

 

OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

Capacitar al alumno acerca de los conocimientos sobre:

  • La importancia y las modalidades de la relación madre-bebé.
  • La Teoría del Apego y su relación con las modalidades vinculares.
  • La Teoría de los Afectos y su importancia en la vida emocional del bebé.
  • El desarrollo emocional del bebé.
  • Los conocimientos psicodinámicos básicos sobre desarrollo y constitución del psiquismo humano.
  • El desarrollo adolescente.
  • La identificación de la importancia de la compleja constitución bio-psico-social del ser humano.
  • Las crisis vitales.
  • La Teoría psicoanalítica de la estructuración del aparato psíquico.
  • Los distintos tipos de estructuras y organización de la personalidad y sus rasgos más característicos. Las diferencias entre temperamento, carácter y personalidad.
  • Las características de la relación profesional-consultante para comprender las diferentes situaciones con las que se encontrará en el desarrollo de su profesión.
  • Los tipos de entrevistas y su utilización clínica y/o en investigación.

Capacitar al alumno en temas clínicos como:

  • Patología psicosomática.
  • Trastornos de la conducta alimentaria: Anorexia Mental, Bulimia Nerviosa y Trastornos Inespecíficos de la Alimentación.
  • Obesidad y obesidad infantil.
  • Trastornos afectivos y su relación con la alimentación.

Capacitar al alumno en introducción a la terapéutica en temas como:

  • Los conceptos de Interdisciplina, Multidisciplina y Transdiciplina.
  • La importancia del abordaje interdisciplinario en la clínica.
  • Las bases neurobiologicas de la alimentación y psicofármacologia aplicados a la nutrición y su relación con la salud mental.