11º INDICADORES DE UNA ADECUADA PRODUCCIÓN DE LECHE  

·        Los indicadores de una adecuada producción de leche en las primeras semanas son:

·        Niño tranquilo que duerme bien entre mamadas y se despierta alerta.

·        Moja más de 5-6 pañales por día

·        Tiene al menos 2 deposiciones en 24 hs.

·        Es importante que la mamá escuche a su bebé deglutir durante la mamada      (deglución audible cada dos o tres succiones). Después de un corto período de succión rápida, el ritmo se vuelve lento y regular con movimientos profundos de mandíbula.

·        La frecuencia de las mamadas variará de 8 a 12 veces en 24 hs.

·        Es conveniente que el bebé vacíe totalmente una mama antes de ofrecerle la otra, para que reciba la leche de final de la mamada que es la más rica en grasa. La duración de cada mamada es variable; en una lactancia ya establecida puede durar de 5 a 20 minutos, pero no se debe restringir el tiempo de las mamadas ya que cada madre y cada bebé tienen su propio ritmo.

·        El bebé terminará la mamada por decisión propia, dejando espontáneamente el pecho.

·        Cómo retirar el niño del pecho: si  es necesario retirar al niño del pecho por alguna circunstancia en particular, para que no se produzca dolor ni vacío, se le puede explicar a la mamá que: introduzca en la comisura labial de su bebé el dedo meñique por un lado del pezón. Tirando suavemente hacia abajo puede retirar al niño.

·        Para cuidar las mamas lo más importante es observar una correcta técnica de amamantamiento. No es necesario limpiar los pezones antes o después de la mamada (recordar la función odorífera de las glándulas de Montgomery) ni es aconsejable aplicar cremas o lociones. Después de la mamada es conveniente cubrir el pezón y la aréola con algunas gotas de leche materna que se dejan secar.

·        Es muy importante que el equipo de salud observe a la mamá e intervenga sólo en caso de necesidad.

·        El tiempo que se dedique a promover el amamantamiento temprano redundará en beneficios para prevenir problemas posteriores de la lactancia.

Vuelta a los TIPS de Lactancia