14º FOMENTO DE LA LACTANCIA MATERNA LUEGO DEL ALTA HOSPITALARIA:

Durante la lactancia los promotores deberían brindar una atención integral tanto a la madre como al niño. La mayoría de los problemas de lactancia se presentan precozmente por lo que el control realizado a los 7/10 días del alta tiene una gran importancia en la prevención e intervención tempranas. Es fundamental reforzar a la madre en cuanto a la confianza en su capacidad para amamantar. Se torna fundamental, para quienes deban apoyarla, realizar una observación de la mamada ayudando a corregir, de ser necesario y muy cuidadosamente, eventuales errores. Debería responderse toda inquietud de la madre.

En este encuentro con la mamá se debería realizar una completa anamnesis que contaría con la siguiente información:

·        Estado de ánimo de la madre

·        Cuáles son las influencias familiares más importantes

·        Curva de peso del bebé

·        Observación de la mamada

·        Frecuencia de las mamadas

·        Frecuencia y tipo de deposiciones y micciones

·        Problemas con las mamas o pezones

·        Lactancia a libre demanda o con horario

·        Si recibe otros alimentos o líquidos

·        Uso de medicamentos por parte de la madre, etc.

Es importante tener en cuenta todos los conceptos a reforzar en esta consulta:

·        Indicar pecho exclusivo hasta el 6º mes de vida. Mientras el bebé se alimente sólo con pecho (idealmente hasta el sexto mes de vida y como mínimo hasta el 4º mes) no requeriría (en condiciones normales) ni agua, jugos, tés, vitaminas, etc. La cantidad de agua que requiere el organismo para su funcionamiento está contenida en la leche materna que el niño recibe, siendo el aporte de otros líquidos causa de contaminación e infecciones digestivas evitables.  Por lo tanto debería desaconsejarse dar al niño agua y otros alimentos así como el uso del chupete.

·        Indicar alimentación natural a libre demanda:  alimentar a libre demanda implica la posibilidad de atender inmediatamente los requerimientos del bebé sin horarios preestablecidos, y también por parte de la mamá amamantar a su hijo cuando tenga necesidad de hacerlo, muchas veces por causa de tensión mamaria y/o pérdida de leche. Los consejeros de lactancia deberían recomendar a la madre que amamante tanto de noche como de día. Cuando el bebé es pequeño es probable que las mamadas nocturnas proporcionen tanta leche como las diurnas. La descarga de prolactina es mayor de noche que de día, por lo tanto la producción de leche será mayor cuando el bebé mama de noche.

·        Observación de la técnica de amamantamiento:  es importante observar  la forma en que la madre sostiene a su bebé, debiendo intervenir sólo en caso necesario. Debe observarse la correcta relación postural entre madre-hijo:

·        Cuerpos enfrentados, cercanos, evitando la rotación, flexión y/o deflexión del cuello del niño

·        Cabeza del bebé alineada con el tronco

·        Madre cómoda y tranquila

·        Mano abierta en C, no pinzando la aréola.

·        Buena adhesión boca-pecho con labios evertidos

·        Escuchar las degluciones cada dos o tres movimientos de succión y luego más frecuentemente cuando se produce la bajada de la leche.

Vuelta a los TIPS de Lactancia