18º RELACTACIÓN

 La relactación es un proceso a través del cual se puede restablecer la producción de leche materna, luego de varias semanas o meses después de haber interrumpido la alimentación al pecho. Si el niño fue destetado o suplementado, se debe explicar a la mamá que se puede reinducir la lactancia y ella podrá fabricar la leche que su niño requiera. Para conseguirlo, la mamá deberá poner al niño al pecho frecuentemente, cada 1-2 horas al principio y progresivamente deberá reducir el suplemento.

Como al inicio el niño mamará un pecho con poca leche, se puede utilizar un suplementador o facilitador de crianza. El suplementador es un aparato que está formado por un tubo fino (sonda), que lleva leche almacenada en un recipiente, hasta la boca del niño, mientras él succiona el pecho. Estos aparatos pueden ser comprados o fabricados fácilmente con una mamadera y una sonda fina.

El extremo de la sonda se coloca junto al pezón, así el niño al mamar recibe leche de la sonda  y al succionar desencadena los reflejos de producción de la leche.

Para que este proceso sea exitoso hay que apoyar a la mamá, ya que requiere tiempo y dedicación. La mamá debe estar informada de los mecanismos de producción y eyección de la leche.

El niño debe ser controlado en forma periódica, para poder reducir el suplemento en forma progresiva.

Vuelta a los TIPS de Lactancia